Un día, Marilaura López fue diagnosticada con hipoacusia (sordera parcial) y fue perdiendo la audición, pero no su amor por los conciertos y la música. Después se dio cuenta que el entretenimiento en México estaba dejando fuera a este sector de la población y decidió crear Silencio AC.

“Es una fundación que surge con el propósito de hacer incluyente el entretenimiento para sordos e hipoacúsicos a través de experiencias sensoriales y con tecnología que facilita la percepción”, explicó Marilaura López.

Más de 700,000 personas en México son sordos o padecen hipoacusia en algún nivel, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

“En México no existía ninguna iniciativa ni herramienta sobre el tema y decidí que tenían que cambiar las cosas y comencé a buscar soluciones para que los sordos o pacientes hipoacúsicos pudieran disfruta un concierto, cine, teatro o festivales de música”, agregó.

Así, hace unas semanas, llegó su gran oportunidad y en el Festival Corona Capital se llevó a cabo la primera actividad de Silencio AC, donde OCESA y Corona los ayudó a implementar mochilas que reciben la señal de audio a través de radiofrecuencias y producen vibraciones para que las personas sordas o con pérdida auditiva puedan percibir la música. “Fue una experiencia increíble. Llevamos a un grupo de personas con las mochilas y para que conectados a la consola principal pudieran sentir las vibraciones de los shows que se presentaron en el escenario como The Kooks o Robbie Williams”, comentó.

Corona los fondeó con recursos y la empresa de Alejandro Soberón los apoyó a 100% para realizar varias acciones tecnológicas para que funcionen.

“Queremos llevar a las personas que estén dentro de la asociación a los shows en el Plaza Condesa, al Palacio de los Deportes y diferentes festivales para que vivan la experiencia de sentir la música”, afirmó la entrevistada.

Esta experiencia sensorial se reforzó con intérpretes de Lengua de Señas Mexicana para sumar un contexto ideológico, signar las canciones de los talentos que se presentan en el festival y atender las necesidades de comunicación de la comunidad sorda.

“Silencio AC mandó a Guadalajara mochilas y en una sala equipada con pantallas después nos conectamos al streaming del Corona Capital y logramos el primer streaming de un festival para sordos vía Facebook Live”, agregó la directora.

El siguiente paso de Silencio AC es hablar con las nuevas autoridades culturales en México para poder acceder a conciertos y eventos culturales para llevar la tecnología y que los hipoacúsicos puedan sentir la música. “Tenemos sólo 20 mochilas, pero queremos crecer y tener más mochilas; así como otras herramientas tecnológicas que pueden ayudar a las personas que son hipoacúsicos a disfrutar de la música o de una película”.

Además, Marilaura López también busca informar a la población joven sobre los riesgos de la pérdida auditiva inducida por ruido, así como de medidas preventivas.

“¿Cuándo tú vas a un concierto te pones tapones en los oídos? Pocos lo hacen y lo que queremos es decirles que se cuiden porque si tú estás expuesto a más de 90 decibeles por 10 minutos el daño puede ser irreversible para tus oídos y vamos a lanzar una campaña para eso”, señaló.

Por el momento, Sonido AC continúa buscando el apoyo de empresas con patrocinios de entretenimiento y alianzas con los promotores de conciertos y eventos para que la industria del entretenimiento sea incluyente con este sector de la población.

[email protected]