Morelia, Michoacán. Para Verónica Bernal Vargas, directora general del Festival Internacional de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez, a México le urgen una política cultural, leyes y una secretaría en la materia. Tal y como están las cosas, para el FIMM, para otros festivales y para cualquiera que se dedique al arte y la cultura es casi imposible planear o producir .

Verónica está al frente de un festival único y privilegiado en México y América Latina, el más sobresaliente de los de música de concierto. Con 24 años de existencia, el FIMM tiene un presupuesto este año de 56 millones de pesos, de los cuales el 40% es de la iniciativa privada, tiene un patronato que ayuda a conseguir recursos y una empresa internacional lo audita año con año para garantizar a los patrocinadores que esos recursos se gastan en lo que se dijo que se gastarían.

Año con año, también, contratan un estudio socio-económico que hace el TEC de Monterrey y que ha evaluado que, por ejemplo, en 2011 generaron 160 millones de pesos de derrama económica directa a la ciudad ( son los datos que puedes obtener con hoteleros y restauranteros –comenta Verónica- seguramente habría más si pudiéramos contar la indirecta, con los artesanos o en las tienditas ).

Este año cuentan con estudio de mercado desde donde procuran, además de medir la percepción del público (que considera al FIMM como de alta calidad ), retomar sus sugerencias. Como que en lugar de 15 días el festival concentrara y fortaleciera su programación en 10 días, así evitas que haya días flojos y sin mucho que hacer .

Pero, también año con año e independientemente de los resultados que han tenido en casi un cuarto de siglo, se ven obligados a negociar los recursos que les entregarán el gobierno del estado, el municipal y el federal, además de los patrocinadores; no sólo los montos, sino la existencia misma de esos recursos.

UN AÑO COMPLEJO

Y el 2012 ha sido particularmente difícil, por un lado por la crisis turística que se ha generado por la inseguridad. El extranjero ya no viene de fuera, vienen los que son residentes en México, que tienen una casa de verano en lugares como San Miguel de Allende, pero ya no llegan de Estados Unidos, Canadá o Europa. Esto pasa en Michoacán y en el resto del país .

Este año las cosas han estado muy complicadas. Los empresarios estaban a la expectativa de quién iba a ser el presidente y esto lo frenó. Toqué 50 puertas, qué maravilla que se abrieron siete.

Este año, en lugar de 6 millones el gobierno nos dio 5 y eso porque fuimos a la Comisión de Cultura, que lo pudo etiquetar en el presupuesto…

Nunca habíamos ido a la Cámara de diputados, pero por qué tenemos que ir si existe la instancia de Conaculta. Creo que desde ahí estamos muy mal. Si hubiera una secretaría de cultura… el problema es que la cultura, adscrita a la SEP, que tiene otras prioridades, no tiene bases para negociar con Hacienda, y creo que es urgente que haya políticas culturales a mediano y a largo plazo.

Qué diferente sería la cultura en México si pudieras programar con antelación, si pudieras llegar a acuerdos con otros festivales; por ejemplo, la directora del Festival de Salzburgo me decía que ojalá pudiéramos hacer una producción en conjunto. Imagínate, es el más importante del mundo, pero sin un techo financiero, si no sabes cuánto vas a tener no se puede.

Para los 25 años queremos hacer una producción con música de Bernal Jiménez, no sé si sea El Chueco (ballet con coro y orquesta que no se monta en México desde los años 50 pero que fue estrenado en Cuba en 2006) o Los tres galanes de Juana (musicalización dramatizada de textos de sor Juana en la que combaten sus amores, el carnal, el religioso y el que siente por la sabiduría).

Con la IP tenemos más seguridad. Telmex tiene 24 años con nosotros y acabamos de firmar un contrato por tres años, con Coca Cola igual, con HSBC no pudimos firmar por tres años pero tenemos este año. Pero ¿por qué no hacerlo con el gobierno? Podríamos firmar cada seis años .

Verónica tiene muchas más preguntas, y para buscar respuestas ya formaron una asociación de los festivales culturales de Michoacán y convocarán a los de todo el país el próximo año en febrero o marzo para poder meter una iniciativa de ley.

OTRAS FUENTES DE INGRESO

Al FIMM y festivales similares en México, como Instrumenta en Oaxaca, lo que ingresa en taquilla es alrededor del 7% del costo del festival. Ningún festival, ni el de Salzburgo, se recupera en taquilla , dice Verónica, aunque los boletos en el FIMM van de los 330 a los 440 pesos (menos descuentos) y en el de Salzburgo rondan los 400 euros.

Carlos Felipe de Habsburgo, presidente del patronato, comenta sobre algunas de las nuevas estrategias del festival para allegarse de recursos y público. La idea es disminuir las aportaciones estatales y federales .

Por un lado, están los Amigos del Festival, que pueden aportar desde 100 pesos mensuales hasta lo que quieran y a cambio obtienen descuentos y lugares preferenciales.

Otra idea es la de los conciertos patrocinados. Si a las empresas les digo que al festival asisten 50,000 personas y que por la tele nos llegan a ver hasta 2 millones, les parece poco, pero está resultando muy bien que les ofrezcamos patrocinar un evento: a cambio obtienen la posibilidad de ir a una cena con los artistas, pueden llevar a sus clientes y proveedores.

Este segundo esquema tiene la ventaja de que a los artistas les encanta platicar de su trabajo y acceden con el mayor gusto del mundo y que se incorpora la gastronomía a la cobertura artística del festival (este año habrá comida de los ocho países invitados gracias a un convenio con las universidades e institutos donde se imparte la materia en la ciudad).

SEGURIDAD, EL TEMA OBLIGADO

El tema de la seguridad surgió en la rueda de prensa. Los secretarios de turismo estatal y municipal y el presidente municipal hablaron de programas de capacitación de policías, aseguraron que Morelia, si bien había tenido un tiroteo la noche anterior en el que se capturaron a cuatro secuestradores y murió una persona, no está entre las ciudades más peligrosas del país.

Este reportero se queda al respecto con dos observaciones, una, la del dicho de un reportero local al iniciar una pregunta: Sabemos que en estos encuentros no ocurren las cosas que normalmente ocurren en la ciudad… ; otra, el hecho de haber caminado por las calles del centro de la ciudad a media noche en un ambiente tranquilo e incluso familiar.

Y todo eso ¿para qué?

Todo ese esfuerzo financiero y policial está en función de la calidad del FIMM, que este año tiene una propuesta (responsabilidad de su director artístico, Sergio Vela) que va del origen de la polifonía a los compositores jóvenes que presentarán sus propias piezas, de un lado a otro del mundo, con la presencia de un grupo de la India y piezas de compositores asiáticos, y que hará énfasis en notables tradiciones, como la música napolitana de los siglos XVII y XVIII, cuando esa ciudad, con sus ocho conservatorios, proveía de músicos a todas las cortes europeas.

El FIMM

  • 56 millones cuesta la edición 24 del FIMM, de los cuales 16 son en efectivo y 40 en especie.
  • 40% del presupuesto viene de la IP y el resto de los tres niveles de gobierno.
  • 40 artistas provenientes de ocho países se presentarán.

[email protected]