Para la directora operativa de Microteatro, Andrea Novelo, el triunfo de Andrés Manuel López Obrador constituye un cambio positivo para el país. Sin embargo, está convencida de que, más allá de las propuestas del candidato, es importante que la sociedad exija y que haga cumplir las promesas de campaña: “Lo que nos merecíamos era un cambio. Pero no podemos darle todo el poder a los gobernantes. Como individuos tenemos responsabilidades y eso se nos ha olvidado”.

“El programa de Alejandra Frausto me parece interesante sobre todo porque le da importancia a la cultura en el país. Debe existir más apoyo para que la cultura sea un producto interno bruto y que sea una industria. Espero que eso suceda”, comentó Novelo, quien agregó que también confía en el interés de Nestor Núñez, recién electo alcalde de Cuauhtémoc, a quien le gusta la cultura y ha mostrado interés por el trabajo que se hace en Microteatro.

Microteatro es un modelo de creación escénica que inició en el 2009 en España debido a la crisis económica. Es un modelo que se pensó que fuera de bajo costo para los espectadores, al tiempo que permitía a los creadores seguir viviendo de su arte. El concepto cuenta con “sucursales” en diversas partes del mundo, que se manejan de manera independiente. Las obras duran 15 minutos y se presentan en un espacio de 15 metros cuadrados.

“Microteatro es un concepto muy noble. Fuimos al programa de televisión Shark Tank para pedir recursos, y nos fue bien pero no nos dieron el apoyo, nos dijeron que lo que hacíamos debía ser apoyado por el gobierno porque era como un servicio social. Hacemos todo el trabajo en equipo con los creadores para que les vaya bien. Ningún teatro le da 70% a los creadores. Las convocatorias son abiertas así que pueden participar desde actores, dramaturgos hasta amas de casa (...) lo cual permite descubrir talento interesante y ver diferentes perspectivas de la sociedad. Lo único que se les pide a los equipos creativos es que sus propuestas sean de calidad”, comentó Novelo.

Cada mes, Microteatro tiene un tema sobre el cual giran todas sus obras. En esta ocasión, el tema es Por Dios: “Nos gusta confrontar y romper paradigmas y generar asombro, y pensamos que con este tema lo íbamos a lograr. Esta temporada número 33 cuenta con 27 obras, nunca habíamos tenido tantas, que se presentan de martes a domingo”, nos dice Novelo.

Debido al volumen de obras existentes, éstas se tuvieron que dividir en dos tandas o menús. El menú A corre los martes, jueves y sábados mientras que el Menú B corre los miércoles, viernes y domingos.

Encontraremos obras como Qué mala suerte la mía, donde Pepa se encierra en el baño a quejarse de su mala suerte; Jesukrishna, una lucha entre el ateísmo y Dios en diferentes facetas; La mano de Dios, que transcurre en los vestidores arbitrales durante el partido de Inglaterra vs Argentina en México 1986, en donde Dios hablará con el árbitro para decirle que Argentina debe ganar el partido; o bien, Sólo son tetas, obra incluyente que gira en torno a una chica que desea ser chico, entre otras, como Un alma para mi pena.

Mención aparte merece la obra familiar El amor del perro, que se presenta los sábados de 1 a 3 de la tarde, en donde al final, los asistentes podrán adoptar un cachorro.

Microteatro (Roble 3, col. Santa María La Ribera) cuenta con un área de restaurante bar, un karaoke los viernes, una galería de arte, y los sábados existe la oportunidad de subir a uno de los escenarios para hacer un show de stand up, leer poemas o contar chistes: “Es una casa de locos. Un oasis de entretenimiento”, afirma Novelo.