La Aduana y Protección Fronteriza de Estados Unidos anunció que los cruces ilegales disminuyeron de manera significativa a lo largo de la frontera suroeste con México; un 40% durante el mes de febrero de este año.