Los fabricantes de reproductores de música digital ( como el famoso iPod) tendrán que pagar un "derecho" y los proveedores de Internet regular sus servicios para que los creadores puedan obtener regalías, que hoy en día están perdiendo antes las descargas ilegales.

Dichas iniciativas de ley fueron realizadas por la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura A.C fundada hace un año y que representa a la industria del disco, el cine y la editorial entre muchas otras.

"13,000 millones de pesos son las pérdidas anuales de las industrias, cantidad que sólo representa el 10% de lo que se ganaría de no descargarse de manera ilegal en México; mientras que el Fisco pierde cerca de 2,000 millones de pesos al año. Y lo peor, es que con esta ilegalidad, el país esta dejando de ser una potencia cultural", dijo en entrevista Roberto Cantoral Zucchi, Presidente de la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura A.C.

Ayer, la Coalición presentó un estudio realizado por la empresa IPSOS que muestra el terrible impacto que representan las descargas ilegales en México que muestran el problema de no tener leyes claras en el tema.

Dicha Coalición representa a la Sociedad de Autores y Compositores, la Asociación Productora de Fonogramas y la Sociedad General de Escritores entre muchas otras.

Tras los peces "gordos" no el Cibernauta

La Coalición por el Acceso Legal a la Cultura A.C pretende que los fabricantes paguen un derecho por comercializar reproductores de música digital.

"Ellos venden un reproductor para que la gente baje canciones por lo que el usuario no tiene porque pagar más para poder usarlo y descargar contenido de manera legal.

Pero los fabricantes aprovechan nuestro contenido y la necesidad que tiene la gente de bajar música con sus aparatos; por lo que tendrá que pagar un licencia que les da el derecho de vender sus productos", explicó Cantoral.

Cabe señalar que este impuesto no es un invento de la Coalición. En España se denomina canon y, según cifras de la Sociedad General de Autores y Editores, los creadores ya reciben más dinero por ese impuesto que por sus derechos de autor.

Mientras que los proveedores de Internet tendrán que regular sus servicios y crear estrategias que protejan el derecho de autor.

"Si ofrecemos a la gente y junto a los proveedores 10 millones de canciones por $99 pesos al mes la gente va a querer hacerlo de manera legal… es así de sencillo".

Sin embargo, Roberto Cantoral Zucchi reconoció que hasta hoy, los fabricantes de reproductores digitales y los proveedores de Internet no los pelan.

"No han querido sentarse con nosotros a platicar del tema… pero cuando ya exista la ley van a tener que hacerlo".

Las iniciativas ya se enviaron a la Cámara de Diputados y la coalición espera que el año que viene las leyes entren en vigor.

"Ya nos paso con la piratería física… no podemos esperar a que las descargas ilegales acaben con la industria creativa mexicana por eso estamos actuándo y tratando de que empresas y la gente haga conciencia sobre éste problema que no sólo se afecta a los creadores, también a México y su riqueza cultural", finalizó Roberto Cantoral.

vgutierrez@eleconomista.com.mx

Números

13 mil millones de pesos son las pérdidas estimadas en el 2009 por las descargas ilegales en el país.

En el 2009 se descargaron de manera ilegal

5,100 millones de canciones

470 millones de vídeos musicales

24 millones de películas

16 millones de series de TV.

25 millones de libros se descargaron en México según un estudio de la empresa IPSOS

Dato

134 pesos al mes es la cantidad que la gente esta dispuesta a pagar por el derecho de bajar canciones, libros y películas.

(Según la encuesta realizada por la empresa IPSOS)