A pesar de que tanto la Secretaría de Cultura federal como la de la Ciudad de México se habían comprometido a solventar prácticamente todas las deudas de pagos atrasados con colaboradores de los distintos programas culturales ejercidos durante el 2019, la gran mayoría creadores escénicos, es fecha en que existe una gran cantidad de proveedores a los que todavía se les deben trabajos ya hechos, algunos de hasta 11 meses atrás, a pesar del vencimiento del año fiscal 2019.

De la mano de la campaña en redes sociales #NoVivimosDelAplauso, activa desde hace un par de semanas, cuando un grupo de 300 artistas convocó a una manifestación la mañana del lunes 23 de diciembre frente a Palacio Nacional para exigir la resolución de cada uno de los adeudos, varios artistas y otros creadores y talleristas han reclamado a las instituciones competentes que no han sido liquidados, a pesar de que ya es el mes de enero, o bien, en algunos casos, que no se les hayan solicitado los datos bancarios o de facturación, como este diario informó en la edición del 23 de diciembre.

“Grave es que al día de hoy no se comuniquen para verificar si la documentación es correcta o enterar del estatus de pago. Y de la Secretaría de Cultura ya ni hablamos, pues Alejandra Frausto (titular de la dependencia) está sumida en el mutismo y su sistemático uso de la desaparición. Dé la cara y resuelva ¡Ya!”, reclamó el actor y productor teatral Javier Tovarich, también integrante del Movimiento Colectivo para la Cultura y el Arte en México.

El activista cultural reclamó que las “empresas intermediarias” no hayan respondido “los miles de mensajes y llamadas que artistas envían para que se les pague”. Lo anterior, en el caso específico de la Secretaría de Cultura capitalina.

Unos días atrás, El Economista informó que algunos artistas acudieron a las oficinas de la dependencia local y ahí se enteraron de que no había un control de los colaboradores a los que se les había pagado y a quiénes no. Incluso se informó que, al llamar a las agencias outsourcing encargadas de los pagos, Su Media en específico, ésta argumentaba que el monto para cubrir los pagos adeudados había excedido la cantidad establecida por contrato con la dependencia local, por lo que esta agencia estaba a la espera de la ampliación del convenio.

Nuevos acuerdos

En este contexto, en el caso particular de la Secretaría de Cultura local, la jefa de gobierno de esta ciudad, Claudia Sheinbaum Pardo; el secretario de Cultura José Alfonso Suárez del Real, y la secretaria de Administración y Finanzas de la entidad, Luz Elena González Escobar, se reunieron la semana pasada con la comunidad aún afectada.

De esta reunión se dejó como constancia una minuta de trabajo en la que, con firmas de las autoridades mencionadas, se asume una nueva fecha límite para concretar la gran mayoría de los pagos a colaboradores del rubro, el próximo 31 de enero. Además, el documento da constancia de que “la contraloría revisará los contratos de las empresas a través de las cuales se ejercieron los pagos en el 2019 y aplicará en su caso las sanciones a las empresas que ganaron la licitación”. Además, confirmó que tanto los contratos como los pagos serán transparentados.

Se dijo que, a partir de este año, los apoyos y contratos con creadores y otros proveedores para los programas artísticos “se pagarán directamente, sin terciarización”. Por otro lado, hubo un compromiso a que, de cara al 2021, se establecerá un nuevo esquema de contratación y apoyos para trabajadores del sector.

Por su parte, la Dirección de Difusión y Relaciones Públicas del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura se comprometió a buscar, junto con Cultura federal, “mecanismos que permitan agilizar la liberación de recursos ya presupuestados para una correcta y oportuna remuneración de las prestaciones artísticas”. La dependencia federal tampoco ha desahogado todos los pagos pendientes.

“Me parece una burla que la Secretaría de Cultura federal hable del proyecto Brotes como un logro del 2019 cuando, al día de hoy, no se nos han pagado nuestros honorarios a los talleristas”, expresó la promotora de la lectura María Guadalupe López Gaytán, quien fue prestadora de servicios de dicho programa.

Entre otros compromisos, Cultura capitalina firmó:

  • Se revisarán las reglas de operación de los programas sociales de Cultura Comunitaria.
  • Se eliminará la solicitud de registro de proveedor a los creadores artísticos.
  • Junto con Asuntos Jurídicos se buscará resarcir a los afectados por incumplimiento de pagos.
  • No habrá represalias contra trabajadores y becarios del rubro que se han manifestado inconformes los pagos en las últimas semanas.

Reuniones previstas de Cultura capitalina

  • Cultura Comunitaria, 8 de enero
  • Artes escénicas, 15 de enero
  • Grandes festivales, 22 de enero
  • Espacios culturales independientes, 29 de enero

[email protected]