De la población ocupada en el país, 62.4% no contaba con acceso a las instituciones de salud. Otros indicadores a nivel nacional revelan las condiciones laborales endebles de esta población: 38.38% sin acceso a prestaciones de ley y 57.17% en situación de informalidad.