Si me hubieran pagado un euro por cada foto que se toman en una de mis máquinas en México… ya me hubiera comprado un buen auto , bromea Francisco Valtierra, creador de Vending Books.

Y es que en la pasada Feria del Libro de Guadalajara su máquina expendedora de libros llamó mucha la atención a lectores y empresarios, tanto, que ya preparan su llegada a México.

Como si se comprara un refresco o unas galletas, ahora se podrán comprar libros las 24 horas, en lugares poco comunes y cuando al consumidor le dé hambre de leer.

En entrevista desde España, Francisco Valtierra habla de su empresa Vending Books, la cual fundó en el 2007 y que próximamente estará funcionando en el país.

México es una plataforma importante para llegar a Latinoamérica y su país ha mostrado mucho interés por nuestro concepto y sin duda es un gran mercado , explicó.

La empresa lleva cinco años funcionando en España, actualmente cuenta con aproximadamente 30 máquinas expendedoras de libros y algunas más que han vendido a museos, galerías, editoriales y empresas privadas.

Vending Books sirve para el escritor o editorial que busca un canal de venta paralelo al normal con la ventaja de elegir dónde vender, qué vender y con un margen de ganancia mucho más alto que el tradicional pues no hay intermediarios .

La otra pueden ser organismos públicos, museos, galerías de arte o fundaciones que realizan algunas publicaciones y quieran comercializarlas.

Y están las librerías, que tendrán una nueva plataforma para vender sus libros, no tienen que esperar que entren a su local, pueden salir por ellos , dijo.

Una máquina de Vending Books cuesta en promedio 110,000 pesos pero hay más caras, todo depende del sistema que lleve de pago (efectivo o tarjeta de crédito), capacidad o protección.

Francisco Valtierra aseguró que en menos de un año, el inversionista recuperará su inversión.

En España, una venta media de una máquina es de 100 libros al mes; pero hay máquinas que han superado los 300 ejemplares con ventas por 2,000 euros; todo depende del lugar y los títulos que se ofrecen .

Aeropuertos, central de autobuses, el Metro, hoteles y la calle son los lugares ideales para instalar las máquinas.

Para el empresario, el éxito de Vending Books se encuentra en poner los libros al alcance del lector, no es esperar a que el lector venga a la librería. Nosotros ponemos los ejemplares donde sabemos que llamarán la atención del consumidor, y estamos hablando de nuevos lectores, de gente que en ese momento quiso llevarse el libro y lo encontró en la máquina .

En México, Vending Books ya cuenta con representantes y algunas empresas (editoriales) están en negociaciones para que las máquinas invadan las calles del Distrito Federal. Su país es muy importante, sabemos que no hay tantas librerías como en España, y vemos que es buena oportunidad. Además, en México existen diferentes editoriales (pequeñas) que buscan cómo exhibir y vender sus productos sin intermediarios y con el doble de ganancias , comentó el emprendedor.

Entre los planes de Vending Books se encuentran vender otros productos culturales, pero por el momento se concentran en llevar sus máquinas fuera de España a países como Panamá, Chile y Brasil.

Vending Books

  • 110,000 pesos llega a costar una máquina de Vending Books en promedio.
  • 500 pesos al mes paga un autor por la renta de un espacio en la máquina.
  • 300 libros al mes o más pueden ser las ventas de una máquina.
  • 2,000 euros al mes o más llega a facturar una máquina.
  • 20 libros es la capacidad de las máquinas expendedoras.

vgutierrez@eleconomista.com.mx