Los cinéfilos podrán volver a ver películas en pantalla grande desde el 5 de marzo en la ciudad de Nueva York, casi un año después del cierre de las salas debido a la pandemia, informó el lunes el gobernador Andrew Cuomo.

La capacidad estará no obstante limitada al 25% y no podrá haber más de 50 personas por sala, precisó Cuomo en su cuenta de Twitter.

"Asientos asignados, distanciamiento social y otras precauciones sanitarais serán adoptadas", dijo el gobernador.

Las autoridades de Nueva York cerraron los cines, teatros, salas de conciertos y estadios el 17 de marzo pasado, al comienzo de la pandemia de coronavirus que ha dejado casi 29,000 muertos en la ciudad, la mayoría entre marzo y mayo.

La tasa de tests positivos al Covid-19 en la ciudad de Nueva York está en su nivel más bajo desde hace varias semanas: el promedio de los últimos siete días cayó a 4.5% contra más de 6% a inicios de enero, luego de las fiestas, según datos del gobierno estatal.

El declive de casos ha llevado a Cuomo a aliviar las restricciones para salvar de la quiebra a muchos comercios.

Los restaurantes fueron habilitados a recibir clientes dentro de los locales el 12 de febrero, a una capacidad de 25 por ciento.

Este mes el gobierno estatal anunció la reapertura parcial de estadios y de grandes salas de espectáculos con una capacidad máxima de 10,000 personas, aunque a solo 10% de capacidad.

El estadio Barclays Center será el primero en reabrir para acoger a los 2,000 espectadores del juego de la NBA de los Brooklyn Nets contra los Sacramento Kings este martes 23 de febrero.

kg