La canícula es la temporada más calurosa del año, que comprende alrededor de 40 días y se presenta de igual manera en el hemisferio norte que en el sur. Durante estos días disminuye la probabilidad de lluvias y en los estados del norte del país ya se presentan temperaturas mayores a los 45°C.

Frente a este fenómeno atmosférico, el sitio oficial del Servicio Meteorológico Nacional presentó un pronóstico meteorológico general publicado este miércoles en el que se lee que hoy se espera “una onda de calor sobre gran parte de México, así como lluvias de diferentes intensidades en la mayor parte del país, excepto la península de Baja California”.

De acuerdo con la fuente oficial del gobierno mexicano, este jueves “la intensa onda de calor sobre gran parte del país favorecerá temperaturas que pueden superar los 40°C en los estados del noroeste, norte, noreste y occidente del territorio mexicano. Por otra parte, una nueva onda tropical (número 21) recorrerá la península de Yucatán a lo largo del día”.

Los estados que esperan temperaturas mayores a 45°C son Baja California, Sonora, Coahuila, Nuevo León e Hidalgo. Por su parte, zonas de Baja California Sur, Sinaloa, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chihuahua, Tamaulipas, Yucatán y Quintana Roo oscilarán entre los 40 y los 45°C.

Los golpes de calor

De acuerdo con Protección Civil del estado de Coahuila, la población con mayor vulnerabilidad frente a los golpes de calor son los adultos mayores, los menores de edad y las personas con enfermedades crónico-degenerativas como la diabetes y la hipertensión.

Para evitar un golpe de calor, se deben procurar espacios a la sombra, así como el uso de sombreros o gorras, lentes de sol y ropa clara. La hidratación constante es de suma importancia. No se recomienda tomar gaseosas ni alcohol.

Otra recomendación es la de extremar cuidados al momento de preparar los alimentos, debido a que las altas temperaturas favorecen la generación de bacterias y la descomposición de la comida, lo que aumenta riesgos de intoxicación.