1,330 científicos en México se manifestaron este lunes 25 de mayo a través de una carta para que se retire en forma definitiva la iniciativa que modificaría la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación presentada por el grupo parlamentario de MORENA el pasado 19 de mayo.

La iniciativa pretende extinguir los fideicomisos sin estructura orgánica y eliminar o modificar los fondos que, de acuerdo con los firmantes, garantizan el desarrollo de la ciencia en México.

El documento explica que estos cambios incluirían la modificación de todos los fideicomisos y fondos que apoyan el desarrollo de la ciencia en México, entre ellos, los Fondos de Investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), los Fondos Sectoriales establecidos con las Secretarías de Estado; los Fondos Mixtos establecidos entre el CONACYT y los gobiernos de los Estados, así como la extinción de los fideicomisos que apoyan el funcionamiento de centros de investigación como los Centros Públicos de Investigación o el CINVESTAV.

Esto significaría una reducción sin precedentes de recursos y con ello un periodo de inestabilidad en su asignación, en lo que se diseña una estructura funcional adecuada, transparente y equitativa.

La carta incluye a destacados científicos, entre ellos: 31 Premios Nacionales de Ciencias y Artes; 12 integrantes de El Colegio Nacional; 21 premiados por la Academia Mexicana de Ciencias, 13 presidentes de Academias y Sociedades Científicas y varios directores de Centros e Institutos de Investigación.

De amanera especial se señalan los efectos negativos para los Centros Públicos de Investigación, pues muchos de ellos requieren de fideicomisos para asegurar su completa operación, cumplir con sus compromisos laborales y apoyar a estudiantes de todos los niveles para realizar estancias de investigación.

En este contexto, los investigadores se muestran sorprendidos de que la iniciativa asegure el supuesto manejo opaco de los recursos, pues aclararon que los fideicomisos y fondos dedicados a ciencia y tecnología son permanentemente evaluados, técnica y financieramente, y que los resultados de las evaluaciones son públicos, por lo que la ciudadanía puede tener certeza del buen manejo de estos.

Aunque la iniciativa se encuentra detenida, pues el pasado 22 de mayo se dio a conocer que se abriría “un espacio de diálogo” con varias secretarías y con otros sectores involucrados, los investigadores consideran que esto no es garantía ni es suficiente, “se mantiene como una amenaza latente que en cualquier momento puede ser reactivada y aprobada”, se lee en el comunicado.  

Agregan que la iniciativa también propone modificar otras leyes, lo que afectaría en el mismo sentido a otros fondos y fideicomisos, como el de desastres o el de la protección a periodistas.

La carta invita a otros investigadores para que incluyan su firma y presentan más información al público en general a través de este link.