Acciones como las de Exxon o del ETF Fill salieron perjudicadas tras la caída de más de 4% del precio del oro negro; los papeles de Exxon, una de las petroleras más importantes, bajaron 1.52 por ciento.