Guadalajara, Jal. Las relaciones de negocios entre Educal y la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) se encuentran “empantanadas”, reconoció Juan Luis Arzoz Arbide, su presidente, durante la presentación de los Indicadores del Sector Editorial Privado en México 2018 y las previsiones para el 2019, en el marco de la cuarta jornada de la edición 33 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

El motivo, recorte de 20% del pago de 80 millones de pesos de Educal para las editoriales proveedoras que integran la Caniem por la facturación de libros vendidos, cuya deuda corresponde a pagos pendientes acumulados de parte de la red de librerías del Estado hasta el 2018.

En ese contexto, la respuesta que en recientes días ha dado el escritor Paco Ignacio Taibo II, director del Fondo de Cultura Económica, que se encuentra en proceso de fusión con Educal, es que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha proveído a la librera estatal solamente de 67 millones de pesos (de 80 millones en deuda) para el pago a las editoriales por libros ya vendidos, lo cual obligó la disyuntiva de si pagar de manera íntegra a algunas editoriales de la Caniem y a otras reducirles de manera drástica el pago o bien, restar 20% del monto total a todas ellas. Se optó por la segunda opción.

“Desde nuestra posición, nos parece totalmente fuera de lugar. Es como si yo con un escritor, al pagarle sus derechos le dijera: ‘Aquí están tus derechos, pero te voy a quitar 20%’”, argumentó Arzoz Arbide y agregó que si bien, como representantes de la cámara, no tienen la facultad legal de indicarle a cada editorial aceptar dichas condiciones de pago, sí se reunirán con la SHCP la próxima semana para conocer, bien a bien, la situación y, de tener un diagnóstico adverso, “pelearemos con Educal para que el dinero esté completo”.

Crecimiento mínimo

Como parte del anuncio de los Indicadores del Sector Editorial Privado en México 2018 y las previsiones para el 2019, el presidente de la Caniem destacó que del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2018, de 22.2 millones de pesos, el sector cultura solamente participó con 3.2%, es decir, 702,000 millones. La industria de la edición participó con 3.5% del PIB cultural, contemplando la edición de libros, periódicos y revistas, sobre todo.

El sector privado produjo en el 2018 un total de 28,176 títulos, es decir, 14.8% más que en el 2017; ventas de ediciones impresas que dejaron una facturación de 133 millones 582,041 ejemplares, lo que representó una reducción de 1.7% en comparación con el 2017; sin embargo, las ventas facturaron 10,584 millones 834,506 pesos, que representó un incremento de 4.5% con relación al año anterior.

La temática más vendida fue de libros de educación básica, con 40.2% del total de ejemplares, mientras que los libros infantiles y juveniles se consolidaron como la segunda temática más vendida, con 20.2% de las piezas comercializadas.

Por su parte, la venta de ediciones digitales facturó 195 millones 185,734 pesos, lo cual significó un incremento de 32.7% con respecto al año precedente.

[email protected]