México tendrá una nueva santa de la Iglesia católica luego que el Papa aprobó hoy un milagro atribuido a la intercesión de la beata María Guadalupe García Zavala, cofundadora de las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres.

Según informó la sala de prensa del Vaticano, el hecho extraordinario en cuestión fue sometido al parecer de Benedicto XVI este jueves durante una audiencia con el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Conocida comúnmente como Madre Lupita , García Zavala nació en Zapopan, en el estado mexicano de Jalisco, el 27 de abril de 1878 de un matrimonio formado por Fortino García y Refugio Zavala de García.

Su padre era comerciante de una tienda de objetos religiosos frente a la Basílica de Nuestra Señora de Zapopan.

Tras una infancia tranquila y ya prometida para un matrimonio, a los 23 años, dejó todo para consagrarse a la vida religiosa en la atención a los enfermos y a los pobres.

Con su director espiritual, el sacerdote Cipriano Iñiguez, fundó la congregación religiosa de las Siervas de Santa Margarita María y de los Pobres. Durante toda su vida fue directora general de esa comunidad.

Trabajó mayormente en hospitales y en los momentos de dificultad económica para la atención a los enfermos, salió a pedir dinero por las calles. Durante la persecución religiosa en México escondió a algunos sacerdotes y hasta el arzobispo de Guadalajara, Francisco Orozco y Jiménez.

Gracias a su labor la congregación a su cargo abrió 11 fundaciones en la República Mexicana. Actualmente las Siervas cuentan con 22 fundaciones en México, Perú, Islandia, Grecia e Italia. Ella falleció en Guadalajara el 24 de junio de 1963.

Fue beatificada por el Papa Juan Pablo II el 25 de abril de 2004. Todavía no se ha definido la fecha de su canonización que, de todas maneras, tendrá lugar en Roma y será presidida por el Papa Benedicto XVI.

RDS