La Habana.- Alicia Alonso y el Ballet Nacional de Cuba llevarán "un mensaje de paz" a Estados Unidos, donde la compañía se presentará por primera vez en más de una década.

"Va a ser muy lindo visitar de nuevo Estados Unidos y llevarle nuestro arte, este gran mensaje de amor", dijo a periodistas Alonso, una de las glorias de la danza clásica mundial y quien cumplió recientemente 90 años.

Alonso es ampliamente conocida en el vecino país donde se formó y contribuyó a fundar las más importantes compañías de danza de Nueva York.

Será una "magnífica gira", agregó la diva que junto a sus bailarines del Ballet Nacional de Cuba (BNC) viajarán este domingo y harán una gira hasta casi finales de junio por Washington, Nueva York y los Angeles. "Vamos a... terminar todavía con más gloria", comentó.

Un comunicado de la compañía indicó que el programa contemplará la presentación de un espectáculo llamado "La Magia de la Danza" (una antología de importantes momentos de Giselle, La Bella Durmiente del Bosque, Cascanueces, Coppélia y el Lago de los Cisnes, entre otros), así como una versión del ballet Don Quijote con coreografía de la propia Alonso.

Entre las primeras figuras que viajan se encuentran algunas de las promesas de la escuela cubana, como Bárbara García, Anette Delgado, Viengsay Valdés, Sadaise Arencibia, entre las mujeres, y los bailarines Dani Hernández y Ernesto Álvarez.

La última gira del BNC se desarrolló en 2003, pero un endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos con la isla impidió nuevas presentaciones de la compañía de la Alonso, una defensora de la revolución cubana.

Alonso comenzó a estudiar ballet a los nueve años. Siendo adolescente se casó con otro bailarín, Fernando Alonso, y ambos se mudaron a Nueva York, donde ella bailó para la compañía conocida como Ballet de la Ciudad de Nueva York. En 1940, se unió al naciente American Ballet Theater.

Obtuvo grandes elogios en los papeles de "Giselle" y "Carmen", así como en sus legendarias interpretaciones del "El Lago de los Cisnes".

Casi ciega por una enfermedad progresiva de la retina, bailó muchos de sus principales roles viendo sólo sombras.

En 2010, Alonso viajó a Estados Unidos donde recibió un homenaje del American Ballet Theater por su trayectoria como bailarina, maestra y coreógrafa.