Washington.- La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos declaró hoy como inconstitucional una ley de California que buscaba imponer restricciones a la venta de videojuegos violentos a menores de edad.

En una decisión de siete a dos, los magistrados señalaron que los videojuegos, al igual que los libros, las películas y las obras de teatro, están protegidos por la Primera Enmienda Constitucional que garantiza la libertad de expresión a los estadunidenses.

'Debido a que la ley impone una restricción al contenido de una expresión protegida, es inválida a menos que California pueda demostrar queà está justificada por un interés convincente del gobierno', escribió el magistrado conservador Antonin Scalia.

Scalia fue apoyado por los magistrados liberales Ruth Ginsburg, Elena Kagan, Sonia Sotomayor y Anthony Kennedy. A la mayoría se sumaron los conservadores Samuel Alito y el presidente del tribunal John Roberts. En contra votaron Clearence Thomas y Stephen Breyer.

Thomas y Breyer argumentaron que, en el caso de los menores, la libertad de expresión puede requerir que haya consentimiento de los padres.

California prohibió la venta de videojuegos violentos a menores de 18 años de edad, lo que provocó una demanda por parte de la Asociación de Programas para el Entretenimiento.