Al menos 12 personas, entre ellas dos policías, murieron; los hechos además dejaron ocho heridos, cuatro de ellos en estado crítico, luego del atentado perpetrado contra la sede en París del semanario satírico francés Charlie Hebdo.