Los seis tripulantes de la Estación Espacial Internacional (EEI) están a salvo y en buenas condiciones luego de que una alarma les obligó a evacuar la sección estadounidense del complejo, informó hoy la NASA.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) indicó que los seis astronautas tuvieron que refugiarse en el segmento ruso la madruga de este día.

Los controladores de vuelo en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, registraron un aumento de la presión en el circuito de agua de la estación para el sistema de control térmico y luego observaron un incremento en la presión de la cabina.

Esto, explicó la NASA en un comunicado, en el peor de los casos puede ser un indicativo de una fuga de amonio.

Actuando de forma conservadora para protegerlos del peor de los casos, la tripulación fue dirigida a aislarse en el segmento ruso, mientras que los equipos están evaluando la situación , precisó la fuente.

Los equipos no esenciales en el segmento estadounidense de la estación también fueron apagados para los procedimientos , indicó.

El Control de la Misión en Houston informó a los miembros de la tripulación la mañana de este miércoles que los controladores de vuelo estaban analizando los datos.

Pero, agregó, que aún desconocen si la alarma se activó realmente por una fuga o si la situación fue causada por un sensor defectuoso o por un problema en un aditamento computacional que envía los datos y comandos a varios sistemas en la estación.

La tripulación de la Expedición 42 de la EEI está constituida por los astronautas estadounidenses Barry E. Wilmore y Terry W. Virts; la italiana Samanta Cristoforetti y los cosmonautas rusos Anton Shkaplerov, Yelena Serova y Aleksandr Samokutyayev.

mrc