Después de los recientes comunicados por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en los que se deja entrever la intensión de desaparecer al Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), la mañana de este miércoles 31 de julio el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó el panorama para esta institución: “No se mantendrá, era otro pegote que teníamos en la Presidencia”.

De acuerdo con el mandatario, este órgano asesoraba al Ejecutivo en temas de ciencia y tecnología. “No, a mí me asesora el Conacyt y los científicos. Esos aparatos no tienen por qué mantenerse”, dijo tajante durante su habitual conferencia de prensa.

Agregó que ya no hay asesores en el gobierno, pues en administraciones pasadas se abrieron muchas oficinas y, aun así, si el gobierno necesitaba algo, se contrataban los estudios. “Está cancelado, mejor escogemos bien al secretario, subsecretario y al director del área y ellos que hagan su trabajo. Se tenía a la secretaría y un organismo autónomo independiente similar a la secretaría, doble gasto”, manifestó el presidente.

Concluyó su mensaje diciendo que será perseverante, aunque reconoció que no ha sido fácil, pues hay resistencias, incluso al interior de su gobierno.

Ante este hecho, José Franco, coordinador general del FCCyT en el periodo 2014-2018 y actualmente investigador titular del Instituto de Astronomía de la UNAM, aseguró que la asesoría que le están dando al presidente en materia de ciencia está basada en mentiras, si no, tendría más clara la película.

El doctor Franco explicó en entrevista para El Economista que el Foro es su mesa directiva, la cual se integra por las academias, universidades y cámaras empresariales que se dedican a innovación. “Al decir que el Foro es un actor irrelevante, le está diciendo intrascendentes a una gran cantidad de instituciones. El Foro no es una persona, sino 17 instituciones que trabajan por la construcción del país, éste no es un elemento menor”.

La razón cada vez es más clara

El investigador asegura que hay acciones muy específicas dirigidas en contra del Foro desde el Conacyt, “cuando pensamos en las razones, pensamos en un capricho o la ignorancia”. Explicó que, o se desconoce lo que se tiene enfrente o se quiere destruir algo que nos les gusta por alguna razón, “la razón queda cada vez más clara”.

Y platica: “Cuando salió la primera propuesta de Ley para Ciencia y Tecnología por parte de la senadora Ana Lilia Rivera, el Foro se opuso, levantó la voz e indicó que la ley iba en una dirección totalmente incorrecta, estamos claros que eso molestó muchísimo”.

Agregó que ahora que viene la discusión de una Ley Federal de Ciencia y Tecnología, el Conacyt realizó foros muy restringidos y lo que hizo el FCCyT fue abrir un enlace para que la gente se manifestara, “como ellos ya tienen cocinada su ley de CyT, que seguramente va a ser una cosa autoritaria como la anterior, esto les molestó muchísimo, una participación democrática, y por eso lanzan esta bola de fuego con acusaciones”.

Desde la experiencia de Franco

“Cuando era coordinador se invitó a Elena (Álvarez-Buylla, directora del Conacyt) al Foro, le mostramos todos y cada uno de los proyectos, éstos le parecieron estupendos; yo le comenté que estaban muy en línea con la misión que tenía del nuevo gobierno, de generar cosas que pudieran apoyar a las comunidades en México”.

Con este preámbulo, José Franco expresó a la titular del Conacyt que el FCCyT ha trabajado durante cinco años en un programa de innovación social, el cual trata sobre el uso del conocimiento para atender los problemas de las comunidades, una red de innovación social distribuida en el país.

También le mostró la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión y los documentos con los cuales han estado dando información basada en evidencia a ambas Cámaras. “Álvarez-Buylla dijo que era un proyecto extraordinario”.

Otro proyecto fue elaborado con el Centro Tepoztlán y el Colegio de México sobre la posible construcción del futuro, donde durante más de un año se habló de migración, economía, pobreza, entre otros temas.

Además, se le presentaron los resultados de concursos con estudiantes de licenciatura. Proyectos para resolver problemas de sus comunidades, “este ejercicio ha logrado más de 5,000 trabajos.

“Después de ello se bajó la cortina sin que supiéramos por qué, hasta ahora que se acusa al Foro de dilapidar el dinero, cuando tiene toda la evidencia de los proyectos que se hacen”.

Desmantelamiento de la ciencia

El acto de desmantelamiento de la ciencia ya tiene rato, explica Franco. Primero el ataque a los centros públicos de investigación; luego, asfixiar al Cinvestav, pretender quitar la autonomía de las universidades, no dar ni un centavo a la Academia Mexicana de Ciencias, “todo es parte de eso, están tratando de estrangular a todos los organismos que son representativos de la comunidad y el Foro es parte de todo esto”.

Agregó que la voz autónoma está en peligro porque, además, el FCCyT es miembro de la Junta de Gobierno del Conacyt y todas las acciones de este organismo deben ser avaladas por su Junta de Gobierno.

“Ninguna de las cancelaciones de los programas que ha hecho Conacyt, ni los dineros que ya han empezado a repartir a asociaciones civiles han sido planteados a la Junta de Gobierno”.

Concluyó que es trágico que haya más de 11,000 firmas de científicos en el documento de @ProCienciaMX y no sean escuchados, “miles de personas se están manifestando y desafortunadamente el gobierno no está escuchando sino a una secta que ya tomó el Conacyt y quiere destruir la ciencia. La construcción del sistema de ciencia, muy modesto aún, nos ha costado más de 50 años de construcción y en unos cuantos meses se quiere desmantelar generando frustración por todos lados”, concluyó.

[email protected]