Josefa González Blanco, asesora del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador en temas de medio ambiente, consideró que los 10 decretos presidenciales publicados el pasado 6 de junio en materia de reserva del agua parecen un “acuerdo por debajo del agua” para beneficiar a empresas, por lo que serían “violatorios de derechos humanos y anticonstitucionales”, opinó.

En entrevista con El Economista, González Blanco afirmó que en caso de ganar los comicios el 1 de julio, López Obrador revertirá los decretos, y para ello, dijo, estudian las vías jurídicas para hacerlo.

“Los decretos se dan mal. Primero, porque no hay una consulta a los pueblos originarios, a los pueblos que se afectan. Es la primera violación constitucional. ¿Se van a revertir? Sí, definitivamente, porque son inconstitucionales del derecho al acceso al agua de los pobladores de la zona”, estimó.

Afirmó que algunos de los estudios (base de los decretos del 6 de junio) datan del 2011, por lo que no reflejarían la situación actual en términos de cambio climático y explotación de acuíferos.

“Lo que afecta es que no se consulta a la gente. Además, no está claro, porque se dice que son para consumo humano, pero no lo aclara. Y hay un porcentaje del agua que no está claro a dónde va; nosotros sí queremos saber a dónde se va el agua, y si se van a suspender vedas, a quién se le va a dar, no hay claridad”, indicó.

“Suponemos, por la tendencia de gobierno, que es para fines comerciales, neoliberales, y para las grandes industrias, que también requieren agua, pero tiene que ser un consenso democrático justo, no por debajo del agua, no en lo oscurito”, añadió.

González Blanco, propuesta por López Obrador para ser secretaria de Medio Ambiente a nivel federal, consideró que un porcentaje de agua reservada podría ser concesionada a particulares para actividades de fracking (procedimiento para la extracción de gas y petróleo del subsuelo).

“Ese porcentaje de agua que no se sabe para qué es, es para fracking. Por protección a nuestra gente, a nuestros pueblos aledaños, a los mantos acuíferos, tenemos que revertir esos decretos. Ya los estamos estudiando”, indicó.

La ambientalista comentó que la agenda de López Obrador en materia de protección al medio ambiente asume el compromiso de llevar agua a las comunidades marginadas, mitigación del cambio climático, manejo integrado de las cuencas hidrográficas, así como de las zonas costeras y mares y del territorio insular. Prometen también “bajar” millones de dólares en fondos verdes de gobierno.

Josefa González Blanco afirmó que el actual gobierno federal y los anteriores han desaprovechado la oportunidad que ofrecen gobiernos de países como Alemania, Japón o Francia, para apoyar a nuestro país con fondos verdes de hasta 80 millones de dólares de cada uno, para apoyar trabajos de mitigación y adaptación al cambio climático.

“Hay muchísima ayuda internacional que ya estamos estudiando, que ha sido subutilizada por México. Hay mucho dinero que quiere venir, y que quieren aportar a México. Es por simple negligencia que no se haya aprovechado.

“Hay fondos para mitigación, para adaptación de cambio climático, otros para protección y cuidado de la biodiversidad, depende de varios rubros. Son muchísimos, y son millones Podemos hablar de un fondo que tiene 80 millones de dólares, como mínimo. Hay infinidad, hay muchísimo. Ya lo estamos trabajando”, comentó.

jmonroy@eleconomista.com.mx