“Manifestamos nuestra inconformidad con las medidas que la Secretaría de Cultura quiere implementar para enfrentar la crisis sanitaria por el Covid-19”, señala la Asamblea por las Culturas en la Ciudad de México.

En un documento dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, las secretarías de Cultura federal y local y la Secretaría de Hacienda, entre otras, se detalla que buscan ser partícipes en la solución a profundidad en formas y contenidos.

“Dichas medidas resultan del abismo político, económico, social, cultural y de falta de respeto a los derechos humanos entre artistas y trabajadores de la cultura con las autoridades de los tres niveles de gobierno, que carentes de visión y conocimiento sobre la diversidad y necesidades del sector, concluyen lanzar la convocatoria Contigo en la Distancia.

Para la asamblea, la propuesta de la secretaría es insuficiente porque sólo replica el esquema altamente burocratizado y excluyente de la mayoría de la población a la que supuestamente está dirigida.

“Ante la emergencia económica y siguiendo la política del gobierno actual, estos apoyos —no becas ni créditos— para resistir la cuarentena deben ser directos a los trabajadores de la cultura y a los artistas, a través de un mecanismo de asignación simple, transparente y equitativo”.

En el documento se detalla que la inesperada cuarentena y las medidas de aislamiento precautorias para evitar el contagio del Covid-19 vuelven crítica la situación de supervivencia del sector cultural y artístico que no cuenta con trabajo asalariado ni seguridad social.

“El sector cultural no pide dádivas ni regalos, exige condiciones óptimas para ejercer sus derechos humanos, sociales, económicos y culturales, plasmados en nuestra Constitución: seguridad social, condiciones dignas y remuneradas de trabajo, vivienda, salud, educación, jubilación, es decir, los derechos de trabajadores productivos, la renta básica universal”.

México debe seguir las políticas recomendadas por organismos internacionales y el ejemplo de otros países en Europa y América Latina: implementar estrategias conjuntas entre sus ministerios de Cultura, Hacienda y Economía para proteger a sus artistas ante la contingencia de salud.

Y finalmente, detallan que “la propuesta de la secretaria Alejandra Frausto de asignar una bolsa de apoyo a los trabajadores de la cultura y artistas debe ser clara y transparente, contar con presupuesto suficiente para enfrentar con urgencia la crisis”.

Antecedentes

La Asamblea por las Culturas en la Ciudad de México se fundó antes de las últimas elecciones presidenciales en México y lo integran artistas, promotores culturales y trabajadores de la cultura que han trabajado por los derechos culturales.

En el 2018, se llevó la primera asamblea con la participación de más de 400 artistas y trabajadores de la cultura.

El 15 de febrero del 2020, se reunieron con el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Alfonso Suárez del Real, en el Museo de la Ciudad para la instalación del Parlamento Abierto de Cultura.

Algunos de los integrantes de la asamblea estuvieron el 4 de febrero pasado en la reunión de la comunidad cultural con Alejandra Frausto, secretaria de Cultura.

Los firmantes de la publicación son: Irma Arce, Alejandro Belmont, Polo Castellanos, Gerardo Carrillo, José Luis Cruz, Guillermo Díaz Madrid, Hugo Hernández, Antonio Gritón, Eblen Macari, Ulises Moreno, Pita Ochoa y Víctor Portillo.

Sobre el plan propuesto por la SC ante la contingencia

“Refleja las profundas contradicciones del sistema en materia cultural, y evidencia la incapacidad de la Secretaría de Cultura para resolver situaciones urgentes, como la obscena precariedad en la que vivimos artistas y trabajadores de la cultura en México, con un acento mayor hoy día con la inesperada cuarentena y las medidas de aislamiento precautorias para evitar el contagio del Covid-19”.

Peticiones

• Apoyos económicos dignos, de manera igualitaria, simplificada e inmediata para los artistas y colectivos independientes que viven al día, como a los demás sectores sociales.

• De manera inmediata, el pago atrasado de artistas y trabajadores de la cultura que no lo han recibido hace meses; además, el pago por adelantado de artistas y trabajadores cuyas presentaciones han sido pospuestas como parte de los apartados de emergencia nacional, y así evitar su cancelación definitiva.

• Ser incluidos, en ejercicio de nuestros derechos ciudadanos y culturales, en los fondos de emergencias gubernamentales.

[email protected]