Oslo, Noruega. La apatía es el mayor obstáculo para eliminar el trabajo forzado infantil y el mundo necesita la educación secular para reducir la intolerancia, dijo el premio Nobel de la Paz 2014, Kailash Satyarthi.

En Oslo, donde recibirá el premio, Satyarthi dijo a Reuters que el problema no era la religión en sí, sino que eran las personas detrás que buscaban ganancias económicas y políticas.

La educación brinda tolerancia a las sociedades, lo que da paz, hermandad global y respeto mutuo por el otro , dijo Satyarthi, de 60 años y originario de India.

Debería existir una educación orientada a los valores con más valores humanos , afirmó Satyarthi, quien ganó el premio este año junto a la adolescente paquistaní Malala Yousafzai por su lucha contra la opresión de niños y por el derecho a la educación.

Naciones Unidas estima que alrededor de unos 150 millones de niños trabajan rutinariamente en labores con o sin pagas y los menores en el África subsahariana son los que corren mayor peligro. En la región, hasta un cuarto de los niños entre 5 y 14 años son obligados a trabajar.

La mayor dificultad ha sido la apatía , dijo Satyarthi. La gente es cada vez más materialista y más consumista , agregó.

Dijo que había una falta de compasión en el mundo por los más pobres y vulnerables de la sociedad, que no tenían los medios para superarse.

Malala, quien recibió un disparo en la cabeza por parte de un combatiente talibán en el 2012 por reclamar el derecho a la educación de las niñas, ha dominado la cobertura del Nobel en los medios, pero Satyarthi dijo que no le importaba. Ambos compartirán el Premio de la Paz que recompensa su combate en favor de los niños.

Nunca intenté estar en el centro de la atención, porque trabajo con niños que son en su mayoría invisibles , dijo.

Mi causa ha permanecido invisible por años, al igual que yo , agregó.

Satyarthi, que dejó su carrera como ingeniero eléctrico en 1980 para convertirse en activista contra el trabajo infantil, ha encabezado varias formas de protestas pacíficas. Su organización no gubernamental Bachpan Bachao Andolan (BBA) ha liberado a más de 80,000 trabajadores infantiles en India en más de 30 años.

Satyarthi estima que existen aún unos 60 millones de trabajadores infantiles.

La adolescente paquistaní Malala, que ya era la niña mimada de los medios de comunicación, y los franceses Patrick Modiano y Jean Tirole recibirán sus Premios Nobel este miércoles, respectivamente, en Oslo y Estocolmo.

Modiano recibirá el Nobel de Literatura por sus libros sobre la vida en Francia durante la ocupación nazi, y Tirole el de Economía por sus obras sobre la regulación en una economía liberalizada.

Expondrán el uniforme de Malala

La galardonada más joven de la historia del Nobel, con sólo 17 años, ya se había hecho famosa antes de que se diera a conocer el premio de la Paz. Esta adolescente paquistaní, odiada por los talibanes, se impuso como un ícono mundial del derecho de las niñas a la educación y, por primera vez desde que intentaron asesinarla, el uniforme escolar que llevaba será expuesto, todavía manchado de sangre, en el Centro Nobel de Oslo esta semana.