Guanajuato.-Los planetas Venus y Júpiter, las constelaciones de Orión, los canes mayor y menor, y varias estrellas zodiacales podrán ser observadas en la jornada astronómica "Los caminos del cielo: el día de la creación", que se realizará el próximo 17 de febrero en Zona Arqueológica de Plazuelas, en Pénjamo, Guanajuato.

Los asistentes podrán disfrutar de cursos y talleres de astronomía para niños, cuenta cuentos y de las charlas a cargo de diversos especialista del Departamento de Astronomía de la Universidad de Guanajuato (UG), así lo informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), mediante un comunicado.

La arqueóloga y especialista de la delegación del INAH, en Guanajuato, Luz María Flores, señaló que esperan recibir de 1,500 a 2,000 personas a esta actividad que emulará la observación de las estrellas que realizaban los antiguos habitantes del sitio prehispánico.

Precisó que en la Unidad de Servicios de la zona arqueológica se instalarán ocho carpas, donde se llevarán a cabo taller y las conferencias donde los expertos de la UG escudriñarán: "Tipos de telescopios y cómo usarlos"; "Cuentos que son cuentos"; "Cúmulos globulares y evolución estelar"; "¿Por qué las galaxias eructan?" y "¿Cómo se forman las estrellas y los planetas?".

Por su parte, los especialistas de los centros de investigaciones en Optica y de Matemáticas hablarán sobre el Disco de Newton, cohetes de agua, planetario de bolsillo, papiroflexia, valija científica, icosaedros de los planetas y móvil de Marte y su luna, además de las características de las constelaciones que verán en el cielo, y la importancia que los astros tenían para las culturas de Mesoamérica.

La cosmovisión maya alusiva a la culminación de un ciclo y el comienzo de otro en la cuenta larga de su antiguo calendario, también será abordada por los especialistas, a fin de contrarrestar los mitos sobre el fin del mundo.

Se explicará que de acuerdo con la concepción de dicha civilización, cada 5,200 años o 13 baktunes, el cosmos se regeneraba y se completaba un ciclo de creación.

Flores destacó que de ese pensamiento se desprende el título de las jornadas astronómicas, "El día de la creación", en Plazuelas, Guanajuato, donde la gente se concentrará en la ladera este del sitio prehispánico para realizar una observación astronómica, en tanto que las estructuras arqueológicas estarán delimitadas por cintas de protección, a fin de evitar que las personas suban a ellas.

La arqueóloga del INAH subrayó que las personas podrán mirar a través de telescopios que prestará una empresa privada, y aquellos que lleven su propio equipo, podrán acceder a la zona de observación media hora antes, para armarlo y calibrarlo con ayuda de los astrónomos.

Recomendó al público asistir bien abrigado debido al descenso de la temperatura por la noche, y llevar alguna lámpara cubierta con celofán rojo, toda vez que el sitio estará completamente oscuro y se pretende evitar al máximo la contaminación lumínica para la observación.

Finalmente, Flores agregó que Guanajuato se ha consolidado como un lugar privilegiado para la observación astronómica a través de las zonas arqueológicas de Plazuelas y Peralta, que ofrecen las condiciones propicias para la realización de este tipo de actividades científicas.

La jornada astronómica organizada por el INAH, en colaboración con el Instituto Estatal de la Cultura, la UG, el Ayuntamiento de Pénjamo y la Secretaría de Desarrollo Turístico, tendrá recuperación de 50 pesos para el público en general, mientras que el acceso será gratuito para menores de 12 años de edad.

Pazuelas ubicado en la localidad de San Juan el Alto Plazuelas, es la zona arqueológica conformada por siete edificios de carácter cívico-ceremonial asentados sobre tres laderas separadas por dos barrancas, comunicándose entre sí a través de calzadas y veredas.

Sobre la ladera central se observa una gran plaza en la que destaca un edificio conocido como Casas Tapadas, mismo que mediante una amplia calzada comunica con una cancha de juego de pelota.

Plazuela se caracteriza por poseer innumerables rocas sobre las que se tallaron, en alto y bajo relieve, diversos símbolos que aluden a la concepción del universo de los antiguos habitantes del lugar, y en los que también representaron elementos arquitectónicos en miniatura.

El ángulo del reflejo solar es determinante para la observación de las imágenes, pues tal parece que hubieran sido tallados para apreciarse sólo por momentos a diferentes horas del día.

BVC