Nuestro continente y, en particular, América Latina, se ha convertido en la región de alerta máxima por la propagación del virus SARS-CoV-2, causante de Covid-19, por las altas incidencias diarias de casos nuevos y de fallecimientos por esta enfermedad. Lo reconoció el doctor Michael J. Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la conferencia virtual de este lunes, al explicar que de los 10 países que han reportado los números más altos de casos en las últimas 24 horas cinco son de nuestra región: Brasil, Estados Unidos, Perú, Chile y México, con territorios que cubren la mayor parte de la extensión geográfica del continente.

“Mientras que los números no son exponenciales en algunos países, observamos un incremento progresivo de tasas de mortalidad en otros. Ellos tendrán que trabajar muy duro en comprender su escala de infección al mismo tiempo que sus sistemas de salud están bajo presión (…) observamos muy buenos ejemplos de países en los que todo su gobierno, sociedad e incluso los científicos están enfocados (en la mitigación) y, en otras circunstancias, tenemos una ausencia total. Necesitamos enfocarnos, en particular, en la respuesta de Centro y Sudamérica”, indicó.

De acuerdo con los datos recabados por la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, dentro de los 15 países con más casos acumulados de contagios por Covid-19 en el mundo, del continente americano aparecen Estados Unidos, Brasil, Perú, Chile y México. De esos países, solamente la curva del vecino del norte va en descenso, mientras que la de Chile llegó a una meseta y en el resto de países de la región (el nuestro incluido) se registra un incremento exponencial.

En casos de fallecimientos a causa de la enfermedad, en este momento, México ocupa el séptimo lugar mundial, y tercero del continente, con 9,930 casos confirmados hasta el domingo por el sistema de seguimiento del gobierno mexicano. Arriba de nuestro país únicamente están naciones, sobre todo de Europa, que registraron incrementos exponenciales desmedidos en semanas anteriores: España, Francia, Brasil, Italia, Reino Unido y Estados Unidos.

“Semanas atrás, el mundo estaba preocupado por lo que iba a suceder potencialmente en el sur de Asia y África; sin embargo, hasta cierto punto, la situación en esas regiones es difícil, pero estable. Claramente, la situación en muchos de los países en América está lejos de ser estable. Ha habido un incremento rápido de casos en aquellos sistemas que se ven bajo presión. Debo señalar que particularmente Centro y Sudamérica, por mucho, se han convertido en la zona más intensa de transmisión de este virus al momento. Y no creo que se haya alcanzado el pico de la transmisión. No puedo predecir cuándo sucederá, pero, lo que debemos hacer es mostrar solidaridad con esos países”, concluyó.

[email protected]