Con motivo de la reactivación del ritmo en la industria de la moda, Mercedes Benz Fashion Week, que se realiza dos veces por año para proponer las tendencias anuales de la moda, se dividió en dos momentos: la semana oficial de la moda —que se llevará a cabo del 14 al 17 de octubre— y el Fashion Weekend, que es la visita a tres Estados de la República con sus diseñadores nativos.

Los organizadores de este magno evento de la moda han comenzado hacer desfiles presenciales con un máximo de 10 personas por diseñador y con todas las medidas sanitarias necesarias. Además, ya se contrataron modelos y se retoma poco a poco el goce social que caracteriza a las pasarelas de moda.

El formato de tener el contenido digital se mantiene, como la propuesta que hicieron los organizadores a manera de no suspender sus actividades por la pandemia. El contenido de Fashion Weeked lo podremos encontrar en el canal de Fashion Week en YouTube ya que la audiencia presencial es muy poca.

Los estados donde ya se han llevado a cabo las pasarelas con la nueva normalidad son: Abasolo de Jilotepec con la marca Colectiva Concepción —antes llamada Yakampot y ahora Casa de moda femenina—, que nació con la finalidad de preservar, innovar y apoyar el trabajo indigena con propuestas simples llenas de detalle en las costuras. En San Miguel de Allende, Guanajuato, se presentó Carla Fernandez, una marca conocida por plasmar en sus telas y diseños diferentes composiciones geométricas. Y, para cerrar con broche de oro en Guadalajara, Jalisco se presentaron Alfredo Martínez, Julia y Renata y Benito Santos, en tres pasarelas distintas.

Tomando en cuenta que todo se ha hecho con las nuevas recomendaciones de salud, El Economista charló con dos de los diseñadores estelares, Alfredo Martinez y Benito Santos, previos a la semana de la moda para que nos platiquen cómo han trabajado para la nueva normalidad y sobre su presentación en su ciudad, Guadalajara.

Alfredo Martínez

El diseñador que ha basado su estilo en la feminidad como un concepto siempre sofisticado, experimental y creativo, celebrará 10 años de su firma “Alfredo Martínez” en medio de la pandemia.

La marca presenta una mezcla de diferentes estéticas y conceptos, siempre busca encontrar nuevas formas de resolver la función del diseño, perfeccionando el nivel de calidad y detalles empleados en las prendas. Cada pieza es finamente realizada mediante procesos manuales. Sus diseños han atraído al mundo internacional como a la cantante, compositora y poeta Lana del Rey, a la top model Coco Rocha y la también modelo Cindy Crawford.

Alfredo Martínez relata que el confinamiento le ha ayudado a pulir las propuestas que presentará en esta pasarela. En el escenario, la experiencia será distinta. ”Son 10 o 20 personas por pasarela, me encantaría tener 300 personas y lo que hice fue invitar a mis clientas, algo que se me hace increible es que todas las modelos son de Guadalajara y a todas las conozco de toda la vida, entonces cumplir 10 años en la industria, presentar la colección en un lugar increíble y con 16 modelos mexicanas me llena de orgullo”, dijo Martínez.

“La colección que verán en Guadalajara, la hice durante la pandemia, justo esta colección la íbamos a presentar en Fashion Week en abril, y seguí con la colección ya sin gente ni taller y ahora que ya regresamos la terminamos. Es una propuesta que tiene mucho más tiempo que las otras me dio tiempo de pulirla, de hacer cosas más artesanales, es una colección que tiene mucha honestidad, la diseñe justo en el momento en el que quería experimentar más con la mujer que yo tengo siempre en mente”. comentó.

La inspiración total está basada en la sensualidad de la mujer y el feminismo hilada del trabajo de su fotógrafo favorito Helmut Newton, fotógrafo australiano considerado uno de los más importantes en el mundo del fashion y quien creó un nuevo estilo en sus fotografías de moda. Su trabajo está repleto de glamour y seducción, donde predominan los desnudos femeninos y los tacones de aguja. De esa manera es como el diseñador mexicano crea su colección que consta de 38 looks, que comenzará en cuadros color gris, para después hacer la transición a blanco y negro, y, después a rosas brillantes.

Hablando a nivel social el diseñador reconoce que la industria de la moda está afectada  económicamente pero que se han apoyado muchísimo del e-commerce, “Hacer venta en línea y tener ese contacto con la gente que no había tenido tiempo antes de hacerlo se logró, como marca tenemos muy claro que es momento de buscar alternativas y creo también que en el 2021 va a pasar algo muy bueno porque los mexicanos ya estábamos trabajando en impulsar la industria”, dijo Martínez.

Benito Santos

Es un diseñador originario de Tepehuaje de Morelos Jalisco, debutó en el 2008 con el objetivo bien fijo de hacer colecciones de gala, ropa exclusiva para eventos de gala, con la peculiaridad de que estos vestidos siempre son largos, con escotes y en algunas ocasiones, acompañados de guantes.

El diseñador Benito Santos ha vestido a icónicas mujeres como son: Ximena Navarrete y Angélica Rivera cuando era primera dama (2014), y engalana sus pasarelas con la presencia de las modelos mexicanas como Mariana Zaragoza y Ale Infante.

En el mundo de la moda hablar de Benito Santos nos lleva de inmediato a la ropa ultra glamorosa, vestidos de novia que pueden ser el sueño más dulce o vestidos como de la realeza. Santos presenta su colección este sábado 26 en la histórica Rotonda de los Jaliscienses Ilustres y también la podremos ver en su Instagram @benitosantosoficial.

“La pandemia nos hizo conectar con los demás, esta colección se encuentra co-diseñada con dos creativos: Miguel Hernán quien se ha posicionado como la mano derecha de la marca Benito Santos, durante más de 12 años, y Luis Enrique Bolívar quien ha colaborado con la firma en proyectos que han dado resultado a imágenes y estilismos icónicos. Los prints también se desarrollaron en colaboración con Vanessa Urzúa, diseñadora gráfica tapatía”.

“Corazón Agavero”, que Santos presentará como parte de la colección Primavera/Verano 2021, propone piezas más utilitarias, para vestir a ambos sexos, otorgando el protagonismo a las texturas naturales que hacen alusión al contacto con la tierra. Los colores son un homenaje al campo mexicano con guiños digitales a las líneas orgánicas del agave azul.

Como diseñador mexicano a nivel social, las formas de trabajo cambiaron porque el contacto pasó a tercer plano, la digitalización a primero y la creatividad se tuvo que poner a flote. “Los últimos meses han reforzado más que nunca mi compromiso con México, la pandemia nos ha hecho adoptar nuevas maneras de trabajo, aunado a convertirnos en una empresa que adapta y utiliza la tecnología a su favor”.

De esta manera, es como la industria de la moda nacional está uniendo fuerzas y haciendo paso a paso la reactivación para el consumo y distribución de lo local, así como llegar a todos los rincones del mundo a través de las herramientas digitales. Al mismo tiempo se ocupan en mantener el calendario de lanzamientos o proyectos a pesar de que la pandemia continúa.