Cameron Boyce, el actor conocido por protagonizar la serie de Disney ChannelJessie y la película Descendants, falleció a los 20 años de edad.

Un portavoz familiar dijo en la noche del sábado 6 de julio a ABC News que Boyce murió por culpa de una "condición médica en curso".

"Falleció mientras dormía por una convulsión generada por un una condición médica de la que estaba siendo tratado", indicó el portavoz. "Indudablemente, el mundo se ha quedado sin una de sus luces más brillantes, pero su espíritu sobrevivirá a través de la bondad y compasión de todos los que le conocieron y le quisieron".

Adam Sandler, que trabajó con Boyce en la película Grown Ups y Grown Ups 2, le rindió tributo a través de las redes sociales.

"Demasiado joven. Demasiado dulce. Demasiado divertido. Simplemente el chico más simpático, talentoso y decente que había", escribió Sandler en Twitter. "Quería a este chico. Se preocupaba mucho de su familia y del mundo. Gracias, Cameron, por todo lo que nos diste. Había mucho más en camino. Nuestros corazones están rotos. Pienso en su increíble familia y les envío nuestras más profundas condolencias".

Disney Channel lamentó el deceso en sus cuentas deTwitter: "Descansa en paz, estarás siempre en nuestros corazones".

Boyce nació el 28 de mayo de 1999 en Los Ángeles. Debutó en la actuación a los nueve años de edad, en la película de terror Mirrors con Kiefer Sutherland.

Tras incursionar en la televisión, apareció en varias series de Disney Channel, como "Jessie" durante cuatro temporadas, Good luck Charlie, Shake it up y Gamer's guide to pretty much everything. También interpretó a Carlos de Vil, el hijo de Cruella de Vil, de "101 dálmatas", en el filme Descendants.