Elliot Page, el actor canadiense que estuvo nominado al Oscar por su participación en el film Juno publicó una carta a través de Twitter donde anunció que es un persona trans, dijo que sus pronombres son "él y ellos" y que su nombre es Elliot Page.

Haciendo un llamado de sensibilización general y dirigiéndose especialmente a la comunidad escribió: "amo que soy trans, amo que soy queer. Y mientras más me abrazo a mí mismo y a quien soy, entre más me sueño, mi corazón crece más y más me emociono. A todas las personas trans que han lidian con el acoso, el abuso, el autodespecrio o amenazas de violencia a diario: les veo, les amo y haré todo lo posible por cambiar este mundo para bien". 

El actor, que también forma parte del cast de películas como X-Men: Días del futuro pasado y Tallulah y El Oirgen y en cuyos créditos aparecía como Ellen Page, aseguró sentir orgullo de poder expresar su identidad y aceptarse a sí mismo; al mismo tiempo pidió paciencia y respeto para su proceso, especialmente por la "invasividad, el odio, los chistes y la violencia". 

Destacó la enorme problemática de discriminación y violencia en contra de las personas de la comunidad LGBTIQ+ y se dirigió hacia los políticos y figuras públicas que criminalizan y promueven el odio hacia esta comunidad, "ustedes tienen sangre en las manos", dijo Page. 

"Las estadísticas son asombrosas. La discriminación contra la gente trans es común, insidiosa y cruel, con terroríficas consecuencias. Sólo en 2020 se ha informado de que al menos 40 personas transgénero han sido asesinadas".

La comunidad trans es uno de los grupos más violentados en todos los ámbitos

En la sociedad, en la economía y en el mercado laboral las personas trans son uno de los grupos que enfrentan mayor discriminación, violencia y negación de derechos a escala global. 

En muchos países del mundo, el derecho a la identidad de género ni siquiera está reconocido en las leyes, en algunos otros es incluso penalizado identificarse con un género distinto al asignado en el nacimiento. De acuerdo con el Informe de Mapeo Legal Trans 2019, elaborado por ILGA World, son 96 naciones afiliadas a la ONU (de 143) que reconocen la identidad de género. 

En México, la comunidad trans, junto con las comunidades indígenas, es el grupo poblacional más golpeado por estereotipos y prejuicios, desempleo, ingresos bajos y acceso limitado a derechos humanos y sociales.

De acuerdo con cifras del Conapred, 7 de cada 10 personas de la comunidad LGBTIQ+ sienten que sus derechos se respetan poco o nada. Al menos el 90% de las personas de este grupo dijo que durante su infancia tuvo que esconder sus preferencias sexuales o su identidad de género. Y todavía el 40% de los hombres mexicanos asegura que no rentaría su vivienda si la persona interesada fuera trans.