Los problemas y preguntas globales requieren soluciones globales, que intervenga todo el mundo en su planteamiento y también en su implementación. El 2015 promete ser un año en el que sucedan múltiples puestas de acuerdo globales basadas en la ciencia, ya que es la mejor forma que se ha encontrado para resolver preguntas y problemas. He aquí algunos de los más relevantes, interesantes o promisorios.

Búsqueda de exoplanetas

En el 2014 los datos que se tienen de la misión Kepler, que tiene por objetivo encontrar planetas similares a la Tierra, revelaron la existencia del primer exoplaneta hasta ahora conocido, que tiene un tamaño similar al de la Tierra y que orbita una estrella en la llamada zona habitable .

El descubrimiento del Kepler 146f es la corona del esfuerzo de revisar los datos que el telescopio satelital recabó del 2009 al 2013 y una pequeña extensión después de que falló el equipo de estabilización. Pero este 4 de enero, en la NASA comenzarán los esfuerzos para ponerse de acuerdo en los siguientes pasos de esta búsqueda, que en esencia es tratar de responder a la pregunta: ¿pueden realmente estos planetas sostener vida? ¿ Cómo podemos evaluar las posibilidades de que así sea planeta por planeta?

Por cierto, para mediados de la década del 2020 se espera poner en órbita el Wide-Field Infrared Survey Telescope (WFIRST) para buscar planetas demasiado lejanos de sus estrellas para haber sido detectados por Kepler.

¿Y la sostenibilidad en la Tierra?

Aún falta hacer cuentas, pero es probable que el 2014 sea considerado el año más caluroso desde que se tienen registros modernos, es decir desde hace 140 años. Eso a pesar de que este año no llegó El Niño, un evento de calentamiento de gran alcance en el Pacífico oriental que se pronosticó para este año.

Este dato, aunado a que en noviembre el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático advirtió que se esperan impactos graves, generalizados e irreversibles para las personas y los ecosistemas si continúan las emisiones de gases de efecto invernadero, podría ayudar a acordar un nuevo tratado internacional en la 21ª Conferencia sobre Cambio Climático que se realizará en París en diciembre.

Falta además considerar los resultados de la primera Evaluación de los Océanos del Mundo, un estudio donde colaboran más de 500 científicos del mundo que la ONU publicará, se espera, a principios del 2015.

Control bacteriano

El cambio climático no es, por supuesto, la única amenaza que enfrenta la humanidad. Los microbios resistentes a los antibióticos también pueden ocasionar muchos problemas, pues las infecciones que hoy se consideran tratables dejarían de serlo.

Pero el problema no es tanto la evolución natural de las bacterias, sino que se está haciendo muy poca investigación a nivel mundial, por lo que en junio próximo, en Uppsala, Suecia, se reunirán expertos de todo el mundo para ver qué se requiere hacer desde la investigación básica, la implementación y hasta el mercado.

Combatir la inequidad

En el 2014 se publicó El capital en el siglo XXI, de Thomas Piketty, que ha vendido 1.5 millones de ejemplares en el mundo, algo sorprendente para un libro de ciencia económica.

En casi 1,000 páginas (algunas ediciones tienen menos, pues dejan tablas y gráficos en Internet), Piketty, apoyado en una enorme cantidad de datos de 1700 a la fecha, sostiene que el crecimiento no corrige la inequidad; como la acumulación de capital crece a un ritmo mayor que la expansión de la economía, los ricos se vuelven cada vez más ricos.

El economista ha estado recorriendo el mundo explicando que, según su estudio, el remedio para la desigualdad sería imponer un impuesto progresivo sobre el capital.

El 2015 podría ser el año en que algunos gobiernos comiencen a hacerle caso.

Twitter: @manuelino_