El Museo del Louvre, uno de los más importantes del mundo, resguarda 15 obras que datan del siglo XVII que “no se dañaron” en el incendio que sufrió el pasado lunes 15 de abril la Catedral de Notre Dame.

De acuerdo con el ministro de Cultura, Franck Riester, los lienzos, algunos de ellos firmados por Laurent de La Hyre y Charles Le Brun, fueron cuidadosamente empaquetados y colocados en camiones para su traslado.

En la mudanza participaron cerca de 50 personas entre restauradores, comisarios y fotógrafos, así como cuatro equipos de seis transportistas, quienes controlaron todo el trabajo.

El traslado se llevó a cabo este viernes y lo más laborioso fue el trabajo previo al empaquetado, toda vez que las obras son grandes y primero hay que hacer la respectiva evaluación en la que se constata su estado actual y se toman fotografías para corroborar dicha información, indicó Isabelle Pallot-Frossard, directora del Centro de Investigación y Restauración de Museos de Francia.

“Evacuación de las obras de #OurDame: el Tesoro y las dos pinturas más importantes de la serie 'Mays' (Le Nain y Lubin Baugin) están en el Louvre. Los otros 'Mays', transportados a una reserva al aire libre, no muestran ningún daño visible”, informó el propio museo a través de sus redes sociales (Museé du Louvre).

Tras el lamentable suceso, dos tercios del techo y la aguja central de la catedral gótica quedaron destruidos. Afortunadamente el interior casi no sufrió daños.

Las 15 obras permanecerán en el antiguo palacio real del Louvre durante el tiempo que dure la restauración del monumento icónico de París, con más de 800 años de historia y que al año recibe cerca de 13 millones de turistas.