Cannes.- Presidido por el actor estadounidense Robert De Niro, el jurado oficial del Festival de Cannes prometió el miércoles ser "lo más justo y generoso" posible al atribuir la codiciada Palma de Oro, aunque reconoció que su trabajo tiene mucho de improvisación.

"Vamos a pasar 11 días sentados, viendo películas, y luego vamos a hablar de los filmes y discutirlos", declaró De Niro en una conferencia de prensa pocas horas antes de la apertura del 64 Festival de Cannes.

"Pero no estamos buscando algo en particular", subrayó.

De Niro -que estuvo acompañado en la rueda de prensa por los otros miembros del jurado, entre ellos la actriz argentina Martina Gusmán, el actor británico Jude Law ("El talentoso Señor Ripley") y Uma Thurman, ninfa de Quentin Tarantino en "Pulp Fiction"- subrayó que el trabajo que les espera es "un cuchillo de doble filo".

"Los premios son importantes, a mí me ayudaron en mi carrera. Pero hay muchos que pueden merecer un premio y no lo obtienen", señaló el protagonista de "Taxi Driver", que fue presentada en el Festival de Cannes hace 35 años y con la que el actor y productor de 67 años entró en la historia del cine, ganándose luego un Oscar por "Raging Bull", de Martin Scorsese.

El director francés Olivier Assayas ("Carlos") señaló que el jurado, que verá las 20 películas que concursan por la Palma de Oro, está compuesto por "nueve sensibilidades distintas, con nueve percepciones distintas del cine".

"Pero trataremos de hallar un terreno común y ser lo más justo y lo más generosos posibles", prometió Assayas, adelantando sin embargo que el jurado "no podrá satisfacer a todos". "No hay un un Palmarés que sea perfecto", recalcó.

Para Martina Gusmán, la protagonista de "Carancho", de Pablo Trapero, que se presentó el año pasado en Cannes, en la sección oficial Una Cierta Mirada, ser miembro del jurado de este festival es una "experiencia increíble", sobre todo por la excelente selección de las películas en concurso.

"Es una experiencia muy linda, estoy feliz de compartir con tanta gente talentosa, y la selección de películas es increíble", dijo la actriz de "La Leonera".

La escritora noruega Linn Ullmann -hija del realizador sueco Ingmar Bergman y de la musa de tantas de sus películas, la actriz Liv Ullmann - dijo que "la emoción" tendrá un gran peso en la decisión del jurado, con lo que coincidió el realizador chadiano Mahamat Saleh Harun.

"No hemos venido aquí a hallar filmes políticos, me espero sólo películas que me sorprendan, que me emocionen. Atrevidas quizá, pero no necesariamente vinculadas a la actualidad inmediata", dijo el realizador africano, cuya cinta "Un hombre que grita" recibió el año pasado en Cannes el Premio del Jurado.

"El cine es una increíble combinación de imagen, luz, música, lenguaje, y sobre todo, emoción", dijo Ullmann, agregando que tras haber conocido a los otros miembros del jurado, está segura que van a tener "algunas discusiones muy interesantes".