Cannes, Francia.- La alfombra roja aún no ha sido extendida en el Palacio de Festivales, pero Cannes respira ya una atmósfera de fiesta, en vísperas de la inauguración de su 64 Festival de Cine, que se abre el miércoles con "Midnight in Paris", una comedia romántica de Woody Allen.

Los hoteles y los muros de este rico balneario de la Costa Azul francesa, donde el martes brillaba el sol, están cubiertos con imágenes de los héroes de "Piratas del Caribe 4", que tendrá su estreno internacional en Cannes, y de fotos en blanco y negro de Faye Dunaway, el afiche oficial del Festival.

Los fotógrafos y paparazzi ya desembarcaron en Cannes, así como miles de periodistas acreditados para cubrir este Festival que este año, a diferencia del anterior, recibirá algunos de los más grandes nombres de Hollywood, como Angelina Jolie, Brad Pitt, Johnyy Dep, Penélope Cruz y Sean Penn.

En las calles de Cannes, repletas de tiendas lujosas, se ofrecen mansiones para alquilar, en ocasión del Festival, que concluye el 23 de marzo. "Casa con piscina, 2.000 euros la noche", se leía en un poste de luz.

Y en una playa del malecón se levanta un gran Gato con Botas, el personaje del cuento que está siendo filmado por la casa Dreamworks, con las voces de Antonio Banderas y Salma Hayak, a quienes se espera en Cannes el miércoles, para presentar extractos de esta cinta.

En cambio, la primera dama de Francia, Carla Bruni Sarkozy, que tiene un pequeño papel en la película de Woody Allen, brillará por su ausencia.

Su oficina anunció el martes que no vendrá a Cannes, por lo que el cineasta neoyorquino estará acompañado sólo del resto del elenco de "Midnight in Paris", entre ellos la estrella francesa Marion Cotillard y el actor estadounidense Owen Wilson.

El festival, cuyo jurado estará presidido por el actor y productor estadounidense Robert de Niro, rendirá tributo en esta edición a algunos de los grandes autores del cine europeo, como el realizador Bernardo Bertolucci, que recibirá el miércoles una Palma de Oro de honor.

En la programación del concurso oficial, donde 20 filmes se disputarán la Palma de Oro, destacan sobre todo cineastas reconocidos, algunos de ellos coronados en ediciones pasadas, como Lars von Trier y Terrence Malick, cuya cinta, "Tree of life", garantiza la presencia en Cannes de sus intérpretes, Brad Pitt y Sean Penn.

El español Pedro Almodóvar, que ha venido ya cinco veces a Cannes, sin jamás obtener una Palma de Oro, es candidato esta vez con "La Piel que habito", una cinta en la que el realizador incursiona en un nuevo género, al firmar un thriller de horror.

Pero esta muestra de cine abrirá también sus puertas a jóvenes cineastas del mundo entero, entre ellos de México, Argentina y Colombia.

La vasta programación de esta muestra, que incluye desde un drama erótico venido de Australia, "Sleeping Beauty", de Julia Leigh, hasta un documental indio, "Bollywood: The Greatest Love Story Ever Told", pasando por un pequeño filme filipino sobre la naturaleza, da una visión sobre la mejor producción cinematográfica en el planeta.

Sin embargo, la presencia de América Latina es mucho menos fuerte que en ediciones anteriores, sin filme alguno en el concurso oficial.

Un filme colombiano, "Porfirio", y un brasileño, "O abismo prateado", participarán en la Quincena de los Realizadores, una de las secciones del Festival de Cannes.

Frederic Boyer, el delegado general de esta sección paralela creada por la Sociedad de realizadores de filmes (SRF) después de mayo de 1968, seleccionó también "El Velador", un filme de la mexicano-estadounidense Natalia Almada, sobre un cementerio dedicado a narcotraficantes, que se presentará en sesión especial.

Además, el Mercado de este Festival, donde se negocian la compra y la venta de cientos de películas, se prepara también para abrir sus puertas, con una oferta que va desde filmes eróticos hasta filmes de horror.